¿Tienes camiseta verde? Eres persona non grata en la Calle Alfonso #serratdimision

“Transcurría placida la mañana. Acababa de resonar por todo el centro de la ciudad el cántico católico “Bendita y alabada…”, Marga, recién llegada, estaba saludando a Marisol y no se percató que un coche de la policía nacional se había detenido a la altura del portal y un agente se aproximaba directamente hasta nosotros. Al parecer, alguien (seguramente, cercano a la familia de la Consejera) había llamado a la policía y denunciado que allí estábamos “intimidando”.

Al principio, el agente nos invitó, siempre amablemente, a retirarnos del portal (“en todo caso, pónganse enfrente del portal, pero no en el portal”) , a lo cual –tras aclarar que hablaba a título personal- respondí que llevaba exactamente en ese sitio cuatro meses y medio y que de allí no me movía, pues estaba ejerciendo mi derecho a estar en la vía pública y a la libre expresión. Respecto de “intimidar”, volví a preguntar –enseñando el cartel- si no estaban más intimidados por la política de recortes de la Consejera el profesorado, las familias y los niños que padecían sus recortes salvajes.

Llegamos a un acuerdo: quedarnos en el portal, pero en sus flancos, sin ocupar el espacio del portal. Yo me quedé donde estaba, hablando con el agente, y Marga y Marisol se fueron al otro lado del portal. Hasta ellas se acercaron varias personas, algo exaltadas, para apoyar y denunciar lo que estaban presenciando. Al verlo, los agentes –otro más se había acercado- me preguntaron si es que esperábamos a más gente. “Son ustedes lo que están llamando la atención, por eso se acerca la gente”, respondí.

Me pidieron el carné y teléfono de contacto. A Marga y Marisol les pidieron solo verbalmente sus datos. “Eso es todo”, concluyó el agente que primero se había acercado. “¿Me permite antes una pregunta personal?”, le dije. Asintió con la cabeza. “¿Tiene usted familiares en la escuela?”, volví a preguntar. “Tengo dos hijos estudiando”, respondió el agente. Y se despidieron.

Antes me comunicaron que a la denuncia siguiente las medidas y sanciones serían muy distintas. Me recordaron las sanciones y un juicio que recayeron sobre algunos miembros de Marea Verde por haber revestido una farola con tuppers unos portales más allá (se confundieron de portal) como protesta por los recortes en comedores escolares. [En breves conoceremos la resolución]

Antes de la llegada de la policía tuve el placer de saludar a Manuela, una amiga de mi madre y mía desde hace años. El placer aún se multiplicó más cuando vi a Virginia, una maravillosa ex alumna mía, ahora estudiante de Psicología, que con su novio Javier, habían presenciado toda la escena policial. Nos hicimos esta foto, incumpliendo por unos segundos el acuerdo con la policía al ocupar todo, todito el portal.

Hasta mañana, que ¿puede traer sorpresas…?

Texto del Diario de un Perroflauta Motorizado BLOG

virginiajavier

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acciones, NOTICIAS, SERRAT DIMISION. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s