¿Masificación? Historia de IES la Azucarera ZGZ

“Equidad y calidad son dos caras de una misma moneda. No es imaginable un sistema educativo de calidad en el que no sea una prioridad eliminar cualquier atisbo de desigualdad. No hay mayor falta de equidad que la de un sistema que iguale en la desidia en la mediocridad. Para la sociedad española no basta con la escolarización para atender el derecho a la educación, la calidad es un elemento constituyente del derecho a la educación”. (Preámbulo de la LOMCE)

“La historia de La Azucarera es la historia de un instituto nuevo, con apenas nueve años de vida. A pesar de nuestro corto recorrido, creemos que es interesante que lean nuestra historia, lo que nos pasa, y lo que nos va a pasar porque pensamos que es un buen ejemplo de lo que sucede en la Educación de este país, y en esta comunidad autónoma, de forma bastante generalizada.

La Azucarera fue un instituto proyectado y construido para arrancar con cuatro vías educativas en 1º de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO). Con las ratios de aquel entonces, de 24 alumnos por clase, eso significaba comenzar con 100 alumnos, para ir sumando grupos hasta completar 4º de la ESO, lo que podía llegar a suponer un total de 400 alumnos como máximo. Una vez  implantada la ESO, lo previsto era poner en marcha el Bachillerato, a razón de dos grupos por nivel, que con las ratios del curso 2011-12, de 30 alumnos por clase, suponía incorporar, como mucho, 120 alumnos más. Resumiendo, que el instituto se proyectó para un número de unos 520 alumnos como máximo.

Y esta cifra es muy importante tenerla en cuenta porque nuestro instituto se construyó, conforme a los dictados que establecen las normas básicas en materia de educación, técnica constructiva y seguridad, para este número de alumnos. Todo, absolutamente todo, desde las aulas hasta los accesos, pasando por los pasillos, el patio escolar o las instalaciones básicas de uso compartido (biblioteca, laboratorios, aulas taller, polideportivo, vestuarios, sala de usos múltiples, cafetería o baños) fue concebido y dimensionado de forma muy ajustada para este número de alumnos.

A fecha de hoy el IES La Azucarera tiene 819 alumnos matriculados, muy por encima de su capacidad. Imaginen el funcionamiento de cualquier cosa que trabaje un 57,5 % por encima de su capacidad normal (tomando como referencia la cifra de 520 alumnos). Y no de forma puntual, sino que se ha llegado al momento en que lo excepcional se pretende que se convierta en normalidad.

Pues eso mismo es lo que pensamos los profesores de este instituto. Imaginen el autobús en el que van con un 57,5 % más de pasajeros de los permitidos. Piensen en cualquier otra cosa: el tranvía, la tienda, el cine, un estadio de fútbol. ¿Tal vez un bar situado en zona de marcha de éxito a las 03:00 de la mañana? ¿Esa es la idea que ha servido como referencia de lo que se considera óptimo?

Si el número de vías previsto en 1º de la ESO era 4 y ahora tenemos 6, ello ha terminado desembocando en 44 agrupamientos entre ESO y Bachillerato en el presente, resultado de la suma de grupos ordinarios (21 grupos en ESO y 6 grupos en Bachillerato) más todos los agrupamientos necesarios para tratar la diversidad creciente del alumnado (PAB, Programa de Diversificación, Grupos Flexibles, Desarrollo de capacidades) o Bilingües.

………

Al final, que el alumnado pueda estudiar en el centro más próximo a su casa parece ser el objetivo, aunque lo haga en barracones provisionales y con unas instalaciones insuficientes y saturadas. Y ante esta realidad de hechos consumados, como docentes, por lealtad a nuestra vocación, a la sociedad, e incluso a la propia institución a la cual nos debemos,  tenemos la obligación de decir que lo que en otros centros de la zona ya ha pasado (la masificación, la precarización, la provisionalidad, la improvisación chapucera), en La Azucarera está pasando y va a acentuarse de forma drástica en los próximos dos años.

 Por todo esto tememos que nuestro instituto acabe convirtiéndose rápida e irremediablemente en un centro donde la labor docente quede reducida a la gestión de situaciones conflictivas, en vez de ser un lugar donde eduquemos y formemos ciudadanos e individuos preparados para la vida adulta, que es lo que se supone que debe garantizar la educación pública.  “

Claustro de profesores del I.E.S. La Azucarera (Zaragoza)

26 de mayo de 2015

Os animamos a leer el Texto entero y fuente.

Aulas-Santos-Chiches11

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Centros, ESTUDIANTES, FAMILIAS Y F.A.P.A.R., NOTICIAS Y PRENSA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s